logo seeplu 




AL LÍMITE. I Congreso de la SEEPLU

Facultad de Filosofía y Letras

Cáceres, 5 y 6 de noviembre de 2009

Editorial Avuelapluma, Cáceres, 2010, 386 p.
ISBN: CC-000811-2010



Christina Ossenkop (Universidad de Giessen, Alemania)

Contacto de lenguas en la frontera luso-extremeña: La situación del español y del portugués en la franja fronteriza de Cedillo, Valencia de Alcántara y La Codosera
(pp. 5-14)


ABSTRACT
In this article the principal results of a study of language contact along the spanish-portuguese border in Extremadura, more specifically in the municipalities of Cedillo, Valencia de Alcántara and La Codosera, are presented. Beginning with a short exposition of the study’s objective, methodology and the linguistic area, the article will focus on the analysis of linguistic attitudes and of spanish interferences in the local portuguese dialects.
Keywords: languages in contact, spanish, portuguese, Extremadura, border, linguistic attitudes, interference
RESUMEN
En este artículo se presentan, en línea general, los resultados principales de un estudio realizado sobre el contacto de lenguas en la franja fronteriza luso-extremeña, concretamente en los términos municipales de Cedillo, Valencia de Alcántara y La Codosera. Después de una breve exposición del objetivo del estudio, del método de investigación y del área lingüística en cuestión, nos centraremos en las actitudes lingüísticas observadas y las interferencias españolas manifiestas en los dialectos portugueses locales.
Palabras clave: contacto de lenguas, español, portugués, Extremadura, franja fronteriza, actitudes lingüísticas, interferencia

1. EL OBJETIVO DEL ESTUDIO

El contacto de lenguas en una zona fronteriza se puede estudiar desde varios ángulos, entre otros desde una perspectiva sociolingüística, que enfoca la influencia de parámetros sociolingüísticos sobre el uso de las lenguas en contacto, y también desde una perspectiva variacionista, tomando en cuenta la variación lingüística de una de las lenguas –o de las dos– como resultado de la influencia de la lengua de contacto. En el estudio que realizamos en la franja fronteriza de Cedillo, Valencia de Alcántara y La Codosera, nos propusimos combinar estos dos puntos de vista: el objetivo fue el de analizar una posible influencia de parámetros sociolingüísticos como, principalmente, la edad, el sexo, el origen y la movilidad (laboral) de los hablantes sobre la formación de actitudes lingüísticas y la aparición de fenómenos lingüísticos de contacto (interferencias). Como hipótesis de trabajo, el estudio partió de una supuesta relación entre actitudes lingüísticas de los hablantes, la aparición de interferencias españolas en los dialectos locales portugueses y el mantenimiento o el abandono de estos dialectos en el área de investigación.

2. EL MÉTODO DE INVESTIGACIÓN

Como método de investigación, optamos por un estudio cualitativo, debido a las siguientes razones: primero, el método cualitativo parecía preferible para elaborar el corpus lingüístico apropiado para nuestro objetivo de estudio, es decir un corpus que documentaba las hablas portuguesas locales, con sus posibles interferencias españolas, en su forma más natural y espontánea. La segunda razón, y no menos importante, se debía a la realidad extralingüística en el área de investigación: en las localidades estudiadas, el número de habitantes, y aún más el número de posibles informantes, no era solamente muy desigual (entre 575 y 44 habitantes empadronados), sino también, en algunos caseríos, demasiado bajo como para poder aplicar un método cuantitativo. Sin embargo, el aspecto de la representatividad del estudio no se perdió completamente de vista: la selección de informantes se efectuó, dentro de lo posible, tomando en cuenta el perfil de la población empadronada en las localidades estudiadas, elaborado según los datos de registro que nos habían facilitado los Ayuntamientos de Cedillo, Valencia de Alcántara y La Codosera.

El trabajo de campo se hizo mediante entrevistas semi-dirigidas. Como hilo conductor, utilizamos un cuestionario con 40 preguntas abiertas. Se trataba de preguntas sobre la biografía de los hablantes, sobre la movilidad laboral y el pueblo, sobre la adquisición y la transmisión de la(s) lengua(s), sobre el uso de las lenguas en ciertos dominios y sobre actitudes lingüísticas (cf. los ejemplos a continuación)1:
- ¿Con quién?, ¿cuándo, ¿dónde?, ¿sobre qué asuntos habla usted el español/portugués?
- ¿Tiene o ha tenido vergüenza de hablar portugués/español?
- ¿El portugués/español se habla bien aquí?
- ¿Cómo habla usted el portugués/español?

Dentro de lo posible, se utilizaron para la encuesta tanto la lengua portuguesa como la lengua española. 13 entrevistas se realizaron únicamente en español, 27 primero en español y después en portugués, 15 primero en portugués y después en español y 3 únicamente en portugués. Con el objetivo de minimizar la artificialidad de la situación de encuesta y de la persona encuestadora (cf. Labov 1978, 61; Werlen 1984, 77ss.), todas las entrevistas se hicieron por la misma persona y, de preferencia, con dos informantes a la vez, aunque las circunstancias reales no siempre lo permitieron (para más detalles cf. Ossenkop 2006a, 77s. y Ossenkop, en prensa)2.

3. LA SELECCIÓN DE LAS LOCALIDADES Y DE LOS INFORMANTES

Después de un estudio previo del área de investigación, se seleccionaron las siguientes seis localidades para realizar el estudio del contacto de lenguas (cf. mapa 1):
- Cedillo (con 575 habitantes oficialmente empadronados)
- Tres caseríos del municipio de Valencia de Alcántara: La Fontañera (126 habitantes), San Pedro (67 habitantes) y Jola (44 habitantes)
- Dos caseríos del municipio de La Codosera: La Rabaza (142 habitantes) y El Marco (129 habitantes)

La selección se basó, en primer lugar, en la vitalidad observada de las hablas locales portuguesas, en segundo lugar en factores geográficos (escogimos, por ejemplo, la localidad septentrional y meridional de los municipios de Valencia y La Codosera) y en comentarios metalingüísticos de los hablantes (para más detalles, cf. Ossenkop 2006a, 78s.). Además, el estudio se completó con dieciséis encuestas de control en nueve localidades portuguesas, colindantes con las localidades españolas: Cebolais de Cima, Perais, Montalvão, Salavessa, Os Galegos, São Julião, A Rabaça, O Marco y Esperança.


mapa
Mapa 1: La franja fronteriza entre Cedillo y La Codosera
(mapa modificado según el Mapa de carreteras Geoplaneta, “Extremadura”, escala 1:300000)

Para la selección de los informantes, aplicamos los criterios siguientes: todas las personas entrevistadas tenían que ser obligatoriamente bilingües activos o pasivos, es decir que incluímos también a personas que entendían el portugués, pero no lo hablaban de manera activa (como, por ejemplo, la mayoría de los jóvenes).

El segundo criterio de selección fue el del grado de movilidad, que no debía superar el 25% de la vida del hablante. Como la zona fronteriza luso-extremeña es una región de pocos recursos económicos, muchos habitantes se vieron obligados a emigrar por lo menos temporalmente, de manera que no hubiera sido adecuado limitar el estudio a personas que nunca habían dejado su región de origen. Por el contrario, como el grado de movilidad puede influir decisivamente en la competencia y el comportamiento lingüísticos, lo escogimos como variable sociolingüística, restringindo el estudio, sin embargo, a personas con movilidad baja y mediana. Sólo de manera excepcional, se tomaron en cuenta informantes con un grado de movilidad alto (más del 25% de su vida) para contrastarlos con personas con un grado de movilidad bajo o mediano.

Según el lugar de nacimiento, escogimos preferentemente a personas que habían nacido o crecido en la localidad respectiva, pero también incluimos a personas de origen portugués o de alguna localidad vecina, con la condición de que cumpliesen con el criterio de movilidad.

Finalmente, también tomamos en cuenta el sexo y la edad de los hablantes para la selección de la muestra. La población fue subdividida en cinco fajas etarias (GE = grupos de edad):
- GE I: menores de 18 años
- GE II: jóvenes entre 18 y 29 años
- GE III: personas entre 30 y 49 años
- GE IV: personas entre 50 y 64 años
- GE V: mayores a partir de 65 años

En todos los lugares, pretendimos entrevistar a hombres y a mujeres en cada faja etaria según su proporción en el perfil de la población, lo que no siempre fue posible. El asunto más difícil fue el de encontrar a informantes del segundo grupo de edad (< 30 años): en cuatro localidades (Jola, San Pedro, La Fontañera y La Rabaza) no había hombres disponibles en este grupo, en una localidad (San Pedro) tampoco mujeres. En total entrevistamos a 102 hablantes (el 9,4% de la población empadronada), de los cuales 84 adultos y 18 niños. Las entrevistas se llevaron a cabo entre marzo del 2000 y abril del 2001.

4. EL ESTUDIO DE LAS ACTITUDES LINGÜÍSTICAS

Para el estudio de las actitudes lingüísticas, aplicamos el modelo elaborado por Rosenberg y Hoveland 1960 (cf. también Vandermeeren 1996), que distingue entre actitudes cognitivas, actitudes afectivas o evaluativas y actitudes conativas. Para analizar las actitudes cognitivas de los hablantes, se hicieron preguntas acerca de la evaluación de la propia competencia lingüística y acerca de la evaluación y clasificación dialectal de las hablas locales portuguesas y españolas. La tabla 1 muestra, de manera resumida, cómo los informantes evalúan su propia competencia lingüística: casi todos los hablantes de los dos primeros grupos de edad – hablantes menores de 30 años – estiman que su competencia de la lengua española supera su competencia de la lengua portuguesa, mientras que en los dos últimos grupos de edad, entre hablantes mayores de 50 años, domina el número de personas que consideran sus conocimientos del portugués como superiores a los de la lengua española:

tabla 1
Tabla 1: El dominio del portugés y del español según
la autoevaluación de los hablantes (la cifra indica el número de hablantes)

Sin embargo, hasta en las dos últimas fajas etarias hay personas que, según su propia evaluación, dominan mejor el español que el portugués o que se atribuyen una competencia igual en ambas lenguas. De ahí se puede deducir que el español, como lengua-techo, se ha extendido en toda el área de investigación y entre personas de todas las edades.

En cuanto a la comparación del portugués local con los dialectos portugueses vecinos o con el portugués estándar, se han documentado dos tipos distintos de actitudes lingüísticas entre los hablantes entrevistados. Algunos informantes lusófonos, sobre todo algunas mujeres mayores de 50 años, manifiestan una conciencia normativa y comparan el portugués local con el portugués estándar, transmitido, entre otras cosas, por la televisión (ej. 1). En algunos casos, esta conciencia normativa provoca actitudes negativas hacia el portugués local (ej. 2), puesto que éste se aparta de la lengua estándar:
1) FTM: em vez de dizerem [sejS] dizem [s¨jS] (LF 1: 8, 0:46-48)
2) FMS: nós não sabemos falar português (LF 1: 1, 0:35-37)

Otros hablantes lusófonos, sin embargo, no adoptan una actitud normativa frente al portugués local, sino resaltan su propia competencia comunicativa (ej. 3): para JJV, un hablante jolano de 68 años, el hecho de hablar portugués, a pesar de no dominar la lengua estándar, conlleva valores positivos porque aumenta su radio de comunicación:
3) JJV: nos metemos em Portugal e nos defendemos bem (J 2: 21, 0:30-32)3

Como reflejan los ejemplos citados, las actitudes lingüísticas cognitivas muchas veces van acompañadas por actitudes afectivas o evaluativas. Según el resultado de nuestras encuestas, hoy en día muchos hablantes, y sobre todo los jóvenes (incluso aquellos que sólo entienden el portugués), le asocian valores positivos al portugués como lengua de cercanía y cariño o como lengua que expresa cohesión social dentro de la comunidad de habla portuguesa (ej. 4):
4) PJN: eh que falar c(om) os espanholes é falar c(om) os estrangeiros (SP 3: 23, 0:34-37)

Las personas mayores, sin embargo, en muchos casos revelan actitudes negativas hacia el portugués, debidas a la experiencia sufrida de desprecio y estigmatización social (ej. 5):
5) FFP: antes diziam ya viene un portugués ya viene el portugués + ya viene una portuguesa e: nós aqui zangados nós não gostávamos que nos dissessem isso + mas nós não sabíamos falar doutra maneira + pois tínhamos que falar assim (B: 25, 0:49-1:01)

A estas actitudes negativas se debe, en gran parte, el hecho de que en toda el área de investigación, se dejó de transmitir el portugués a la generación siguiente (v. infra).

En la última parte del estudio de las actitudes lingüísticas, se trataron las actitudes conativas de los hablantes, es decir sus comentarios metacomunicativos sobre el propio comportamiento lingüístico. Nos interesaba saber si la situación lingüística en el área de investigación reflejaba una repartición diglósica de las lenguas en contacto, y si la elección de una lengua u otra se podía asociar a dominios determinados, por ejemplo a distintos interlocutores, situaciones lingüísticas, lugares o temas de la conversación. Además, se hicieron preguntas sobre las actitudes de los hablantes hacia la adquisición y la transmisión intergeneracional del portugués y del español. De los resultados obtenidos, comentaremos solamente dos.

Como se manifiesta en el gráfico 1, el uso del portugués varía según la localidad estudiada. En Cedillo, alcanza los valores más bajos, en La Fontañera, San Pedro, Jola y La Rabaza valores claramente más altos. El trazado del grafo que representa el uso del portugués en El Marco se puede considerar como atípico, puesto que alcanza grados relativamente bajos en la comunicación con los padres y grados relativamente altos en la comunicación con el cónyuge y los hijos. Este trazado atípico se debe principalmente al número muy bajo de entrevistados y a las relaciones familiares entre ellos: en efecto, entrevistamos a un hombre cuya mujer hablaba sólo español, y a sus dos hijos que, por esta razón, también hablaban español con los padres:

grafico 1
Gráfico 1: El uso del portugués con distintos miembros de la familia en correlación con la localidad estudiada4

En cuanto a la edad de los hablantes, el gráfico 2 refleja que el uso del portugués varía también según la faja etaria: es muy bajo en los dos primeros grupos de edad y aumenta considerablemente en los dos últimos grupos (el tercer grupo ocupa una posición mediana):

grafico 2 


Además, tanto el gráfico 1 como el gráfico 2 revelan una correlación entre el uso del portugués y la edad del interlocutor, excepto en la comunicación con los abuelos5: en la comunicación con los padres, el empleo del portugués alcanza generalmente los valores más altos, seguidos por la comunicación con los hermanos y cónyuges, y finalmente por la comunicación con los hijos. Los únicos hablantes que todavía hablan en portugués con sus hijos pertenecen al cuarto y quinto grupo de edad, es decir que todos los informantes menores de 50 años dejaron de transmitir el portugués a sus hijos. Para la supervivencia de las hablas locales portuguesas en el área de investigación, el pronóstico, por lo tanto, no es favorable.

5. EL ANÁLISIS DE LAS INTERFERENCIAS LINGÜÍSTICAS

La segunda parte del estudio consistía en un análisis de los fenómenos lingüísticos de contacto, es decir de las interferencias (o transferencias)6 españolas en las hablas locales portuguesas y del cambio de códigos. A nivel fonético y fonológico, estudiamos algunos rasgos diferenciadores entre el portugués y el español, precisamente la realización de vocales y diptongos nasales, el mantenimiento o la pérdida de las oposiciones fonológicas entre /o/ y /O/ así como entre /b/ y /v/, la realización de las sibilantes en posición implosiva, la desonorización de los fonemas fricativos sonoros /z/ y /J/ y, finalmente, la aparición del fonema interdental /θ/, típico del castellano. Por lo general, la presencia de interferencias españolas a nivel fonético-fonológico fue muy escasa y se observó sobre todo en hablantes con movilidad alta, ocasionalmente también entre hablantes jóvenes. En el ejemplo 6, enunciado por un hablante del tercer grupo de edad y de movilidad mediana, se manifiestan dos fenómenos de contacto: la realización hipercorrecta de la palabra bisavós con consonante inicial labiodental y la pérdida de la oposición fonológica entre /o/ cerrada y /O/ abierta en la palabra avô:
6) PJO: isto é de herencia de e e donde estou vem dos me(us) bisavós + o meu avô [‘iSto E D E’re$Ïja DW W W ‘do$ndW ‘Sto ve$j duJ me vií¨’vOS u me ¨’vO] (SP 1: 18, 0:22-27)

En cuanto a la morfosintaxis, analizamos la aparición de interferencias españolas dentro de los siguientes campos lingüísticos: el género y la morfología nominal, la morfología verbal del presente do indicativo, del presente do conjuntivo y del pretérito perfeito simples, la rección del verbo gostar (gosto de, como en el portugués estándar, frente a me gosta, como en el español me gusta), la perífrasis verbal “ir + infinitivo” con o sin preposición a intercalada y, finalmente, la posición de los pronombres clíticos. El número de interferencias a nivel morfosintáctico fue más elevado que a nivel fonético-fonológico, pero más escaso que a nivel léxico. Los siguientes ejemplos documentan un cambio de la clase de conjugación, debido a la influencia del español (ej. 7), así como interferencias en la conjugación del presente do indicativo (ej. 8 y 9):
7) JFM: diariamente era convivir convivir convivir (J 2: 77, 0:44-47)
8) CJJ: tudo o que pertenece à agricultura é pobre (C 3: 2:06-08)
9) FTD: eu voy aos Galegos ou vou a Santo António (LF 1: 38, 1:40-41)

En el léxico de las hablas portuguesas estudiadas, el empleo de palabras españolas era bastante frecuente. Por una parte, algunos hablantes las usaban de manera consciente para referirse a la realidad extralingüística española (p.ej. Ajuntamento, DNI), diferenciándola así de la realidad extralingüística portuguesa (Câmara municipal, bilhete de identidade). Por otra parte, registramos la utilización de palabras españolas en diversos campos léxicos7, por ejemplo con referencia a la vida moderna (coche, trem, olla exprés) y a la vida tradicional (abuela/abuelo, jamón, finca, pollo), así como algunos casos de calco semántico (empeçar ‘começar’ en vez de ‘pôr obstáculos a, tropeçar’, desarrolhar ‘evolucionar’ en vez de ‘tirar a rolha’). Finalmente, también se podía documentar la existencia de algunos adverbios y conjunciones que existen en portugués o existían en el portugués antiguo, pero se consideran, hoy en día, como arcaísmos o palabras poco frecuentes (pero, tampouco). Tanto los adverbios y conjunciones como los calcos semánticos aparecieron, según nuestra evaluación, de manera inconsciente en el habla de los entrevistados; en el caso de los lexemas con referencia a la vida moderna o a la vida tradicional, sin embargo, muchos informantes manifestaron su conciencia de utilizar una palabra española a través de autocorrecciones, correcciones del interlocutor o a través de comentarios metalingüísticos.

6. LOS RESULTADOS PRINCIPALES DEL ESTUDIO

Los resultados principales de este estudio se pueden resumir de la manera siguiente: entre todos los parámetros sociolingüísticos que influyen tanto en las actitudes lingüísticas como en la manifestación de interferencias, los más importantes son la situación geográfica de la misma localidad estudiada y la edad de los hablantes (e interlocutores). El área de investigación se puede subdividir en tres zonas que se diferencian entre ellas principalmente por las actitudes lingüísticas observadas. La primera zona está formada por Jola, La Rabaza y El Marco, los tres caseríos meridionales del área de investigación. En estos caseríos, los hablantes manifiestan una actitud generalmente positiva hacia su dialecto portugués y lo asocian con el portugués de las localidades portuguesas vecinas. Dentro de esta zona, La Rabaza y El Marco se distinguen de Jola por un número de interferencias lingüísticas más bajo, debido a un contacto más estrecho con la población portuguesa vecina.

La segunda zona está formada por La Fontañera y San Pedro, los caseríos septentrionales del municipio de Valencia de Alcántara. En estas localidades, dominan actitudes negativas hacia el habla portuguesa local, puesto que los hablantes, en su mayoría, toman como punto de referencia el portugués estándar, transmitido principalmente por la televisión. Sin embargo, a pesar de que los informantes revelan actitudes lingüísticas parecidas, las hablas locales de ambas localidades se distinguen por el número de interferencias españolas relativamente alto en San Pedro, relativamente bajo en La Fontañera. En cuanto a la manifestación de fenómenos lingüísticos de contacto, pues, La Fontañera forma un conjunto con La Rabaza y El Marco, debido a que se trata de los tres caseríos que se encuentran más cerca de la frontera y que están, por ello, en contacto más estrecho con la población portuguesa vecina.

La tercera zona está formada por Cedillo, municipio geográficamente aislado del resto del área de investigación. Los hablantes entrevistados manifiestan una identidad mixta, identificándose tanto con el portugués como con el castellano de su pueblo. Las actitudes lingüísticas son, en su mayoría, positivas hacia las dos lenguas. Sin embargo, el retroceso del portugués es el más avanzado de toda el área de investigación, lo que se debe tanto a factores demográficos (unos fuertes movimientos migratorios desde mediados del siglo XX, que hicieron bajar el porcentaje de población lusófona en el pueblo, cf. Fernández Riscado 1995) como a la falta de prestigio que padeció el portugués durante muchos años.

El segundo parámetro importante que influye tanto en el empleo de las lenguas como en la competencia lingüística de los hablantes es el de la edad. Por una parte, el uso del portugués y la competencia lingüística bajan en correlación con la edad de los hablantes; por otra parte, los hablantes lusófonos se dirijen a los hablantes mayores o de la misma edad de ellos en portugués, a los hablantes más jóvenes tendencialmente en español.

En cuanto a la repartición funcional de las dos lenguas en contacto, según los resultados de nuestro estudio, ya no estamos delante de una situación propiamente diglósica en el área de investigación: el español se usa, hoy en día, no solamente en dominios lingüísticos oficiales y formales, sino también en dominios tradicionalmente reservados al portugués como la comunicación dentro de la familia y dentro del mismo pueblo. Por consiguiente, tenemos que constatar que el portugués está en pleno retroceso, debido, entre otras cosas, a un cambio de necesidades comunicativas de la población, ya que el contacto con las localidades portuguesas vecinas disminuyó considerablemente desde mediados del siglo XX, especialmente desde la entrada de España y Portugal en el mercado común europeo. Otro factor que contribuyó de manera decisiva al retroceso paulatino del portugués, sobre todo al abandono de la transmisión intergeneracional de la lengua portuguesa, fue la estigmatización social sufrida, durante muchos años, por la población lusófona, de la que surgieron actitudes lingüísticas negativas hacia la propia lengua materna, mientras que el dominio del español llegó a considerarse como imprescindible para que los hijos tuvieran éxito social.

Para concluir, estimamos que hoy en día, el uso del portugués y del español en la franja fronteriza de Cedillo, Valencia de Alcántara y La Codosera obedece más bien a estrategias comunicativas, como, por ejemplo, la exclusión o inclusión de una persona en un grupo determinado de hablantes, que a una repartición, propiamente dicho, diglósica.


NOTAS:

1 El cuestionario entero se puede consultar en Ossenkop 2006a, 88.

2 A propósito del papel discriminador del explorador cf. Vandermeeren 1993, 56s. Todas las entrevistas se hicieron con el micrófono abierto y con el consentimiento de las personas entrevistadas. Utilizamos una grabadora minidisc portátil SHARP MD-MT15H y un micrófono estéreo SONY ECM-MS907. En total, disponemos de unas 53 horas de grabaciones, archivadas en 31 minidiscos.

3 Entre paréntesis, se indica la sigla del minidisco donde el ejemplo está archivado y la posición exacta del ejemplo dentro de la grabación (el número de pista, los minutos y segundos). También se utilizaron siglas para identificar a los informantes. La primera letra indica, en cada caso, el nombre de la localidad de origen del hablante (C = Cedillo, F = La Fontañera, P = San Pedro, J = Jola, R = La Rabaza, M = El Marco).

4 Este gráfico, como también el siguiente (gráfico 2), incluye a los 87 hablantes que contestaron de manera positiva a la siguiente pregunta: ¿Con quién habla usted el portugués? (entre paréntesis, se indica el número de informantes por cada localidad). Excluye, pues, a todas las personas que entienden el portugués, pero no lo utilizan nunca en la conversación.

5 Esto se debe al hecho de que fueron sobre todo los niños los que mencionaron el uso del portugués en la comunicación con sus abuelos, al contrario de las personas adultas, cuyos abuelos, en la mayoría de los casos, ya no vivían (y por ello los hablantes no los mencionaron).

6 Acerca de la terminología véase Weinreich 1976, 15. Hay lingüistas que utilizan el término de interferencia para referirse a la influencia mútua de dos lenguas en contacto y el término de transferencia con respecto a la influencia unilateral de una lengua A sobre otra lengua B (cf. Veith 2002, 204s.). No seguimos esta distinción. Hablamos únicamente de interferencia, sin asociar a este término una connotación negativa, como lo hacen algunos autores (cf.López Morales 21993, 165).

7 Algunas palabras se adaptaron fonética y morfológicamente al portugués (Ajuntamento, trem), otros no (abuelo, jamón).



BIBLIOGRAFÍA

CARRASCO GONZÁLEZ, Juan M. (1996/1997), “Hablas y dialectos portugueses o galaico portu-gueses en Extremadura”, Anuario de Estudios Filológicos XIX, 135-148; XX, 61-69.
CARRASCO GONZÁLEZ, Juan M. (2006), “Evolución de las hablas fronterizas luso-extremeñas desde mediados del siglo XX: Uso y pervivencia del dialecto”, Revista de Estudios Extremeños 62/2, 623-635 (online: http://www.dip-badajoz.es/publicaciones/reex/).
FERNÁNDEZ RISCADO, Gema (1995), “Economía de Cedillo (1.a)”, El Cadalsón. Boletín municipal de Cedillo n°. 22/mayo-junio, s.p.
LABOV, WILLIAM (1978), Sociolinguistic patterns, Oxford, Blackwell.
LÓPEZ MORALES, Humberto (1993), Sociolingüística, Madrid, Gredos.
OSSENKOP, CHRISTINA (2006a), “Variación lingüística en una zona fronteriza luso-española: de Cedillo a La Codosera (Extremadura)”, Krefeld, Thomas (ed.), Modellando lo spazio in prospettiva linguistica, Frankfurt am Main, Lang, 73-88.
OSSENKOP, CHRISTINA (2006b), “La situación lingüística actual de las variedades portuguesas en la franja fronteriza de Valencia de Alcántara”, Revista de Estudios Extremeños 62/2, 661-681 (online: http://www.dip-badajoz.es/publicaciones/reex/).
OSSENKOP, CHRISTINA (2007), “‘... me dizem que semos espanholes mas na fala não’. Beobachtungen zu Spracheinstellungen im spanisch-portugiesischen Grenzgebiet”, Döring, Martin/Osthus, Dietmar/Polzin-Haumann, Claudia (eds.), Sprachliche Diversität: Praktiken – Repräsentationen – Identitäten. Akten der Sektion Potentiale sprachlicher Diversität in den romanischen Sprachen des XXIX. Deutschen Roma-nistentages Saarbrücken (25.-29.9.2005), Bonn, Romanistischer Verlag, 79-98.
OSSENKOP, Christina (en prensa), Spanisch-portugiesischer Sprachkontakt in der Extremadura am Beispiel der Gemeinden Cedillo, Valencia de Alcántara und La Codosera. Tesis de Habilitación, aprobada por el Departamento de Lengua, Literatura y Cultura de la Universidad Justus Liebig de Giessen el 26.11.08.
ROSENBERG, Milton J./Hovland, Carl Iver (1960), “Cognitive, affective, and behavioral com-ponents of attitudes”, in Hovland, Carl Iver et al. (eds.), Attitude Organization and Change. New Haven, Conn., Yale University Press, 1-14.
VANDERMEEREN, Sonja (1993), Spracheinstellungen rechts und links der Sprachgrenze. Eine kontaktlinguistische Umfrage im Vurgebiet und in Altbelgien Nord. Bonn, Dümmler.
VANDERMEEREN, Sonja (1996), “Sprachattitüde”, in Goebl, Hans et al. (eds.), Kontaktlinguistik. Ein internationales Handbuch zeitgenössischer Forschung, vol. 1, Berlin/New York, de Gruyter, 692-702. Veith, Werner H. (2002), Soziolinguistik. Ein Arbeitsbuch, Tübingen, Narr.
VILHENA, Maria da Conceição (2000), Falares de Herrera e Cedillo. (Tese de licenciatura 1965). Mérida, Junta de Extremadura.
WEINREICH, Uriel (1976), Sprachen in Kontakt. Ergebnisse und Probleme der Zweisprachig-keitsforschung. München, Beck.
WERLEN, Erika (1984), Studien zur Datenrehebung in der Dialektologie. Wiesbaden, Steiner.